¿Cuáles son los beneficios de contar con un plan de formación?

La innovación y la transformación tecnológica, entre otros factores, han supuesto que el mercado laboral este en continuo cambio. Como consecuencia, han surgido nuevas competencias y habilidades que, en muchos casos, son necesarias para el conjunto de la plantilla de una empresa.

En este sentido, es necesario para las organizaciones responder a esta continua evolución a través de la formación de sus trabajadores. Para ello, las empresas requieren de un plan de formación que permita a los empleados mantenerse actualizados y desarrollar nuevas competencias.

¿Qué es un plan de formación?

Dentro de la estrategia interna de la empresa, un plan de formación es aquel que recoge las necesidades, objetivos y el plan de estudios para la capacitación de toda la plantilla de la organización.

En este sentido, la estrategia de capacitación será diferente en cada empresa, ya que debe estar adaptada a sus necesidades y metas. No obstante, existen una serie de factores que son comunes en todos los planes de formación y que vamos a explicar a continuación.

Ejemplo de plan de formación

Existen una serie de características comunes que se deben tener en cuenta antes de planificar y diseñar un plan de formación. En este sentido, estos son los elementos que debe contener un plan de formación:

  • Análisis y diagnóstico de la situación actual.
  • Público objetivo.
  • Objetivos específicos.
  • Temario y contenidos de los cursos.
  • Profesorado.
  • Sistema de evaluación.
  • Programación y calendario.

Como resumen, para crear un plan de formación es necesario realizar un análisis previo que permita definir unos objetivos efectivos y realistas, acordes a un calendario claro. De hecho, para asegurarnos de que la plantilla esté comprometida con su capacitación es necesario que la formación le resulte beneficiosa y motivadora.

En Humano360, llevamos muchos años gestionando de forma eficiente y personalizada la formación de grandes, pequeñas y medianas empresas. Somos especialistas y realizamos todo el proceso, desde la labor de consultoría previa para conocer las necesidades del cliente, hasta la gestión de sus créditos de formación bonificada ante Fundae.

Consúltanos acerca de las distintas posibilidades para formar a tu plantilla de forma personalizada, a través de metodologías innovadoras, la tecnología más avanzada y los mejores expertos educativos para estar a la vanguardia de la formación presencial y online.

Pantalla interactiva con iconos de empleados
Generalmente, el plan de formación se incluye en el Plan de Recursos Humanos.

Objetivos

Como hemos mencionado, los objetivos de un plan de formación varían en función de las necesidades y las características de cada empresa. Sin embargo, todas las estrategias internas de capacitación deben buscar las siguientes metas generales:

  • Detectar debilidades: la evaluación y el análisis que se requiere a la hora de localizar las necesidades formativas de la empresa, permite conocer los aspectos en los que la organización en débil o vulnerable.
  • Desarrollar aptitudes: una vez se han detectado las debilidades, el siguiente objetivo debe ser capacitar a la plantilla para mejorar en estos aspectos, potenciando la innovación y estimulando la productividad.
  • Aumentar la satisfacción laboral: mediante la oferta de nuevas orientaciones, promociones y oportunidades, es posible mejorar la sensación de satisfacción personal de los trabajadores, lo que mejora a su vez el rendimiento global de la empresa.

Concretamente, el objetivo principal de un plan de formación interno es potenciar el desarrollo profesional y el talento de los trabajadores que constituyen la empresa.

La importancia del plan de formación para la empresa

Debido a que el principal factor de una empresa son las personas que la constituyen, las estrategias internas son fundamentales. De hecho, la implantación de políticas de formación y desarrollo de competencias es una de las medidas empresariales más valoradas por los empleados.

Por este motivo, el plan de formación debe considerarse un elemento estructural absolutamente necesario en cualquier estrategia general de empresa. En este sentido, se trata de un aspecto a tener en cuenta para la competitividad y la productividad de las organizaciones, a corto, medio y largo plazo.

Beneficios de contar con una estrategia de formación

Además de ser una inversión para mejorar la productividad y facilitar el estar siempre actualizado ante los cambios continuos del mercado, los planes de formación también ayudan a:

  • Promover el talento interno, permitiendo que los empleados se formen y progresen dentro de la estructura de la compañía.
  • Crear perfiles multidisciplinares y flexibles, adaptados a las necesidades específicas de la empresa.
  • Reducir la rotación, ya que las opciones de promoción y desarrollo profesional hacen que los empleados sean menos propensos a abandonar sus puestos. Esto también permite disminuir los gastos en reclutamiento.
  • Mejorar la reputación de la empresa, porque una mejor imagen por parte de los empleados hace que la organización se valore como un buen lugar para trabajar.

A pesar de todos estos beneficios, si no se parte de una correcta valoración y anticipación de las necesidades internas y del mercado, la formación puede resultar ineficaz e, incluso, perjudicial para la producción.

Banner del servicio de diseño de planes de formación de Humano360

Te puede interesar…

¿Adiós al teletrabajo?

¿Adiós al teletrabajo?

El teletrabajo ha sido una de las grandes revoluciones laborales del siglo XXI, acelerada por la pandemia del...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *